COTIDIANO

Domingo y otra vez a empezar

 

IMG_3698

La euforia nos puede cuando llega el viernes y sabemos que estamos a las puertas del fin de semana. Es como si todo el ajetreo, la falta de tiempo y el cansancio acumulado se esfumaran como por arte de magia cuando miramos el reloj y vemos que ya hemos acabado nuestra tarea. Hasta te vas a casa con una sonrisa… el viernes, suele ser para muchos el día perfecto. Se supone que llegado este día, lo peor ya pasó! En este momento nuestro cuerpo comienza a tomar conciencia de ello y entra en una especie de cuenta atrás, como un coche que circula a una velocidad constante y llegado a un punto, empieza a reducir la marcha hasta que se para; como un globo inflado que se mantiene erguido, flotando, hasta que le sacan el aire y se va poco a poco desinflando. Así, en ese estado de medio inconsciencia pasamos de viernes a sábado.

Y es que hay muchas formas de pasar el fin de semana, un sinfín de alternativas, muchas cosas que hacer, gente con la que quedar o lugares que visitar. Pero cuando decides que quieres pasar un fin de semana «desconectado» de todo, no hay mejor plan que quedarse en casa y disfrutar del hogar sin las prisas propias del día a día. Luego, mientras decidimos lo que vamos a hacer y nos preparamos un café, sin prisas, nos sentamos en el sofá a disfrutar de nuestro estrenado tiempo de ocio, y es entonces cuando comienzan las horas a descender de forma trepidante en una caída libre de miles de metros que te lanzan en un visto y no visto, de nuevo en el día clave, el día «D»… el domingo.

IMG_0522

Las mañanas de domingo son las mejores. Te quedas más tiempo en la cama porque ese día, no suena el despertador. Desayunas más y mejor, porque tienes todo el tiempo del mundo. Te quedas con el pijama puesto hasta bien entrada la mañana, porque no hay mejor sensación que esa para un domingo, a veces, ni te lo quitas en todo el día… Miras las noticias y viajas por las redes sociales para seguir conectado dentro de tu desconexión, pero sigues en tu sofá, o en tu lugar preferido de descanso, sin prisas, porque los domingos son esos días en que todo te da demasiada pereza.

IMG_3184

Son esos días en los que retomas la lectura del último libro que empezaste a leer y que entre semana no te ha dado tiempo ni siquiera de abrir. Días para avanzar tus trabajos de costura, de pintura, tus proyectos, en fin… tus «hobbies». Para otros son días de sofá, manta y televisión, aunque pases de un canal a otro sin ver nada en concreto, pero es domingo y es lo que apetece. Y son también esos días en los que te saltas la «dieta equilibrada de la semana». Porque quién dice que no a un postre, chocolate o gominolas un domingo?? … entre otras cosas…

IMG_2719

Ya bien entrada la tarde y después de todo un día ocioso, de respiración pausada y pulso normalizado, de repente algo se activa en tu cerebro e inmediatamente tus pulsaciones aumentan… qué pasa? te preguntas a ti mismo y es que entre tantas cosas buenas que tienen los domingos, tenía que haber una mala, y es que al día siguiente es lunes!!? y los lunes son los peores días de la semana… los días más odiados del calendario, los días que te recuerdan que otra vez empieza la rutina. Si no, por qué se oyen frases como estas?

  • Tienes cara de lunes
  • Bufff! otra vez lunes
  • Sonríe!!, sólo quedan cuatro días para que llegue el viernes
  • No me entero de nada… claro, es que hoy es lunes
  • Necesito otro café…ya sabes, es lunes

Pues sí, se acaba este domingo y mañana más… mañana es lunes…!!

IMG_3065

«Menos mal que el día siguiente a pasado mañana, ya es víspera del viernes»

A por el próximo domingo y feliz semana!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *