COTIDIANO

Mi abuela cumple 100 años

Después de muchos días de ausencia en el blog por motivos diversos, vuelvo a retomar la tarea. Y  no podía tener mejor tema para escribir este post que el cumpleaños de mi abuela. Y es que éste no es un cumpleaños común. No lo es porque mi abuela María cumple hoy 100 años!!! Me emociono al escribir este número!! 100 años!!, con lo que se convierte en una persona centenaria. Y es que señoras y señores, dicho de otra manera, esta mujer ha vivido un siglo. ¿Cuántas cosas suceden a lo largo de un siglo? La lista sería interminable, así que voy a destacar solo algunas. Nació bajo la Primera Guerra Mundial y vivió las consecuencias de la Guerra Civil Española y la Segunda Guerra Mundial. Éstos fueron los platos fuertes de su siglo de vida. Durante el largo camino a través de los años, ha vivido acontencimientos históricos, sociales y políticos importantes, unos más positivos que otros, pasó hambre, tuvo que trabajar desde que era una niña y fue repetidora por nueve veces de eso que llaman «el parto». Conoció diferentes monedas hasta llegar al euro, que manejó y maneja sin equivocarse un céntimo, ha experimentado los diferentes cambios climáticos de la Tierra y sus consecuencias en todo el mundo, el desarrollo cada vez más rápido de la sociedad en todos los sentidos y hasta ha llegado a conocer la era de las nuevas tecnologías y las redes sociales como facebook, skype (por el que pude ver su cara de asombro cuando le hablé por primera vez desde Noruega y ella sentadita en su casa de Valsequillo en Gran Canaria) y whatsapp con el que la familia ha estado organizando la celebración de su gran día.

Abuela María ha sido una trabajadora incansable y siempre dispuesta a ayudar a los demás. Muy buena persona y con un gran corazón. Querida y nombrada para bien por todos los que la conocen. Ha sido una persona más bien de carácter reservado y discreta, educada en unos valores morales y personales que más tarde se encargaría de transmitir y enseñar a los suyos. María también tiene su genio, y no precisamente el de la lámpara de Aladino, no. El otro, aunque es verdad que muy poquitas veces lo deja salir. Y ha tenido siempre un humor pícaro del que sigue haciendo uso todavía. Nació en Cuba porque sus padres tuvieron que emigrar por algunos años, y aunque volvió al pueblo de su familia, Ingenio, cuando tenía 4 años, ha vivido casi toda la vida en el pueblo de Valsequillo. Tiene una familia grande: 8 hermanos, 9 hijos (aunque perdió uno cuando era bebé), 23 nietos, 29 bisnietos más uno que viene en camino, y 2 tataranietos. Así que con este panorama familiar, puede ella decir que siempre ha estado y está rodeada y cuidada por los suyos. De mi abuelo, «Maestro Paco»,  que falleció con 98 años hace casi seis, se encargó ella hasta el último día, con un poco de ayuda de la familia, pero dirigiendo ella  «la tropa» como la mejor sargento.

No es fácil resumir 100 años de vida en unos cuantos párrafos, pero quería al menos dedicarle unas líneas en su gran día. En esta ocasión no la puedo acompañar porque nos separan unos miles de kilómentros, pero estoy segura de que va a disfrutar del cariño y atenciones del resto de la familia, que como ella me cuenta cuando hablamos por teléfono «me tienen como una reina». Pues que así sea! Que la sigan tratando como a una reina porque es lo que se merece.

Feliz 100 cumpleaños abuela!! que disfrutes mucho de este gran día y que tengas fuerzas para seguir soplando más velas. Desde aquí te enviamos todo nuestro cariño y muchos besos y achuchones.

6 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *