COTIDIANO

Contrastes

Hace una semana fui a pasear a la playa y me llevé mi cámara. Había estado nevando durante unos días y tenía curiosidad por ver cómo había quedado el paisaje en la costa. Toda la ciudad estaba cubierta de nieve; las casas, los buzones, los coches, los árboles… pero ése, es un paisaje al que ya estamos acostumbrados en invierno. Algo muy diferente es que la playa, esa de aguas azules y cristalinas y de arena dorada que todos tenemos en la mente, muestre su otra cara. La cara del invierno. En algunos lugares del mundo, como por ejemplo en la isla donde nací, no hay mucho contraste entre el paisaje de invierno y verano de sus playas, ya que el sol está presente allí la mayor parte del tiempo. Pero aquí en escandinavia, no es así.

Aquí en invierno, puedes ir a la playa, pero no a bañarte ni a tomar el sol, aunque siempre hay algún valiente que se atreve con todo. No es mi caso ni en la más remota posibilidad! Me encontré personas paseando por la orilla del mar, otras acompañadas de sus perros y otras que, como yo, a parte de recorrer la playa y tomar fotos de este inusual paisaje, disfrutaban de una comida o un café en un hotelito que está también muy cerca de la orilla.

Desde allí y al calor de la chimenea, disfrutaba de la mañana de un domingo de invierno, como muchas otras personas que se habían acercado a ese lugar. Mientras tomaba mi café, pensaba en cómo nos acostumbramos a ver las cosas como generalmente son y en el momento en que algo cambia, nos desconcierta. ¿Y a dónde quiero llegar con esta reflexión? Pues a que «el verdadero viaje de descubrimiento, no consiste en buscar nuevos paisajes, sino en tener nuevos ojos» (Marcel Proust). Y esto nos pasa en muchas otras facetas de la vida… que nos acostumbramos y no somos a veces capaces de «cambiar» y sin cambios, no hay acción. Y sin acción… no vamos a ningún lado.

 

 

6 Comments

  • Juan C. Atta.

    Hola, Alicia. Soy Juan C. Atta. El otro día coincidí con tu hermana Miriam en la procesión de la Fiesta de Correa y estuvimos hablando de todo un poco. Cuando le pregunté por ti, me dijo que estabas en Noruega desde hace años. Me comentó que te encanta la fotografía (hobby que compartimos, aunque lo tengo aparcado desde hace tiempo). Navegando en Facebook me he encontrado con tu perfil y tus fotos, además de con este blog. Te felicito por las imágenes y por los mensajes y reflexiones que transmites. Mil gracias por compartirlas. Saludos desde Valsequillo.

    • Alicia

      Hola Juan Carlos! me alegra recibir tu mensaje y también que te haya gustado mi blog y fotografías. Como verás es una de mis pasiones, aunque a veces por falta de tiempo, también lo tengo en «pausa».
      Ahora estoy de vacaciones, trabajo como profesora en un instituto de secundaria, así que intentaré seguir escribiendo algo por aquí. Veo por tu perfil de Facebook e Instagram que sigues en ECCA, espero que vaya todo bien por ahí. Pues nada, gracias de nuevo por «leerme» y estamos en contacto. Saludos desde el país de los trolls!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *